Archivo por meses: agosto 2015

alojamiento para estudiantes

elegir compañero de piso

Cuando ya no haya solución con tu compañero de piso

Cuando compartes una habitación y sientes que todo se vuelve insoportable puede existir la posibilidad de buscarle una solución a lo que ande mal, sin embargo si ya han habido varios intentos y nada funciona pues lo ideal es parar ahí. Es un tanto incómodo estar con alguien que aunque esté cumpliendo con los compromisos, te des cuenta que no es la persona ideal para que te sientas con comodidad al máximo.

alojamiento para estudiantes

compartir piso en palma

Cuando hay incompatibilidad en el parecer de ambos, falta de acuerdo en cada punto en el que deberían estar pensando igual o a lo menos en un punto medio o cuando surge algún irrespeto entre las partes, lo mejor es dejar de compartir el piso. No es tan fácil salir cuando a lo mejor ambos quisieran seguir allí. Pero si no ha habido remedios en enmendar lo que está mal, no es mucho lo que se pueda hacer.

Lo ideal es evitar siempre cualquier conflicto, si sucede nunca ofendas a nadie y trata de comportarte de una manera muy comedida, si surgen ataques desde la otra persona hacia ti no te adelantes a responder con los mismos improperios, lleva las cosas con calma y si es posible contacta a alguien que tenga autoridad sobre el piso y pueda calmar las aguas.

Aunque se trate de tu compañero, la persona con quien tú decidiste compartir, no es ideal de que te estés echando un problema encima cuando exista otra persona que sí pueda solucionar. Ahora bien, sabes que si no quiere pagar deberás comenzar a pensar en que esa persona tiene que salir para que otro que busque lugar para mudarse desee asumir desde ese momento en adelante la responsabilidad. Pero lo que quiero dejar bien plasmado es que si alguien que acordó compartir contigo no paga, y encima no quiere salir por las buenas, a lo mejor, si se trata de alguien conflictivo, no seas tú la persona ideal para sacarlo, busca alguien que lo pueda hacer con más propiedad, pero sabes que el compromiso de pagar la renta quedará en tus manos.